¿Qué debo considerar antes de traer un perro a mi hogar? | Jolly
16374
post-template-default,single,single-post,postid-16374,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Un perro familiar: ¿Qué debo considerar antes de traer un perro a mi hogar?

Que debo considerar antes de traer un perro a mi hogar

27 Jul Un perro familiar: ¿Qué debo considerar antes de traer un perro a mi hogar?

Existen varios puntos a considerar antes de traer un perro a mi hogar. En caso de tener hijos, los expertos recomiendan que los niños sean mayores de 6 años o que a tu criterio, tengan la madurez suficiente para ser parte de la crianza y cuidado de la mascota. Una mascota es un miembro más de la familia por lo que debe tener el mismo nivel de cuidados y cariño dentro del núcleo familiar. Por otro lado, si tienes bebés, sabrás que requieren de todo tu tiempo para alimentarlo, cambiarle de pañal, educarlo, etc. ¿Tendrías tiempo para cuidar de ambos?

Una vez que tengas tu respuesta, recuerda que el trato que tengas hacia el animalito, será un aprendizaje para tu hijo, él sabrá cómo tratar a los seres vivos a partir de esta experiencia, por lo que abandonarlo no sería una opción que puedas contemplar en los años de vida del perro, teniendo en cuenta que tienen un promedio de 10 a 12 años dependiendo la raza.

Si decides adquirir un perro ahora te preguntarás ¿Es mejor un cachorro o un perro adulto? Pues bien, un cachorrito es considerado como un aprendiz rápido ya que aún no ha vivido lo suficiente para experimentar vivencias, por otro lado, un perro adulto posiblemente sea un buen aprendiz si tiene un carácter dócil, así que no existe una solución precisa, depende de tu preferencia.

Los parámetros que debes tener en cuenta al  preguntarte “Qué tipo de perro debo trae a mi hogar?”son:

Tamaño:

Un perro muy grande puede ser un tanto tosco al momento de jugar. Un perro pequeño tiene un cuerpo frágil y carácter nervioso lo que no lo vuelve apto para niños muy pequeños que aún no controlen su fuerza y trato con animales.

Tipo de manto: puede ser de pelo corto o largo, ambos necesitan cuidados, principalmente el de pelo largo. Debes estar pendiente de peinarlo y limpiar los sitios que frecuente ya que seguro dejará pelos al pasar.

Vivienda:

Si vives en casa, departamento o hacienda, debes considerar el espacio que tendrá tu perro para correr, jugar y dormir. Ellos necesitan realizar actividad para mantenerse saludables. Un perro grande en un sitio pequeño no sería una buena idea.

Independientemente del espacio, recuerda que necesitará de tu atención y compañía para salir a pasear, jugar y de mimos.

Salud:

El control médico es importante para que le brindes una buena calidad de vida; en especial si decides adquirir un perro de raza delicada.

Entrenamiento:

Los perros también tienen su carácter. Hay razas que tienen un buen temperamento y atención lo que los convierte en aptos para entrenamiento rápido; a otros les cuesta un poco más, si ese es el caso necesitarás tener más paciencia, al final lo logrará.

Dentro de esta vivencia lo que importa es que toda la familia disfrute de su compañía, en especial, tus hijos, a quienes deberás enseñarles a actuar correctamente con el nuevo miembro de la familia y a cuidar de él. Es una experiencia de responsabilidad compartida y tomar en cuenta los peligros que puede haber en el hogar para él, encontrarás consejos prácticos para que los tomes en cuenta aquí.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.