Consejos: Como controlar la hiperactividad de tu hijo - Jolly
16453
post-template-default,single,single-post,postid-16453,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Como controlar la hiperactividad de tu hijo

Consejos: Como controlar la hiperactividad de tu hijo - Jolly

18 Oct Como controlar la hiperactividad de tu hijo

Consejos: Como controlar la hiperactividad de tu hijo – Jolly

Consejos: Como controlar la hiperactividad de tu hijo – Jolly

El déficit de atención y la hiperactividad en los niños están íntimamente relacionados. Ambas condiciones, comúnmente, funcionan a la par. Para saber si tu niño es hiperactivo, debes observarlo con atención. Fíjate si manifiesta las siguientes conductas:

  • Si tiene comportamiento infantil, es decir, que no corresponde a su edad sino a una más pequeña.
  • Se muestra dependiente e inquieto (se mantiene levantado cuando debería estar sentado, mueve mucho las manos y los pies, siempre está corriendo o saltando).
  • Si hace cosas sin pensar, de forma impulsiva.
  • Tiene dificultad para centrar su atención en algo en específico.
  • No termina sus trabajos ni tareas.
  • Le cuesta relacionarse con otros niños, interrumpe juegos y cambia las reglas.
  • Es desobediente y tiene mal comportamiento.
  • Interrumpe charlas de los demás.
  • Es desorganizado y hace trabajos de baja calidad.
  • Se olvida o pierde las cosas.

Existen dos métodos que pueden ayudarte a controlar a tu hijo y encaminarlo a una conducta más tranquila.

Por un lado, la psicología nos dice que la conducta del niño está estrechamente relacionada con su ambiente o entorno próximo. La idea es cambiar la conducta inadecuada del niño proporcionándole un ambiente adecuado para él.

Para mejorar la conducta de tu niño:

  • Ten buena actitud al tratar a tu niño. Dale un buen ejemplo a la hora de trasmitir conocimiento y enseñanzas. Enséñale a dar las respuestas apropiadas ante las circunstancias.
  • Si tu niño hace algo inadecuado, emplea refuerzos negativos para que no vuelva a repetir esa conducta. Por ejemplo, el prohibirle cierta libertad (ver televisión, salir al jardín), no le des castigos físicos. Si tu niño tiene una conducta adecuada dale refuerzos positivos como un premio afectivo y no material. El premio afectivo hará que tu niño no haga bien sólo por el premio, sino porque aquello es lo correcto.
  • Haz un trato con tu hijo. Ten un objetivo y trabaja para que tu niño lo cumpla (Ej. Que permanezca sentado durante una media hora completa). Crea un sistema de puntos o fichas canjeables cuando cumpla la meta. Será como un juego para el niño.

La segunda teoría psicológica dice que el niño es quien debe tener estrategias para desarrollar las conductas adecuadas por sí mismo. Una forma de enseñarle es practicar el método de autoinstrucciones. Hazlo con constancia, de esta manera asegurarás el aprendizaje de tu hijo:

  • Haz una tarea y mientras las haces, explícala paso a paso en voz alta.
  • Que tu niño realice la tarea y repita junto a ti los pasos, uno a la vez.
  • Tu niño debe repetir las instrucciones mientras realiza la tarea solo.
  • Mientras hace la tarea, debe repetir las instrucciones en voz muy baja, murmurando.
  • Por último, mientras hace la tarea debe repetir las instrucciones en su cabeza.

No olvides recompensarlo afectivamente después de realizada la tarea. De esta forma podrás ayudarlo a controlar y modelar su conducta hiperactiva.

Aplica el método más conveniente para tu hijo. Jolly te desea la mejor experiencia a la hora de cuidar a tus niños.

Enfoca la energía de tu hijo

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.