Cuidado del cabello durante una etapa de estrés - Jolly
16459
post-template-default,single,single-post,postid-16459,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Cuidado del cabello durante una etapa de estrés

Cuidado del cabello durante una etapa de estrés - Jolly

29 Oct Cuidado del cabello durante una etapa de estrés

Controlar el estrés es uno de los factores más relevantes a la hora de mantener el cuerpo saludable tanto física como emocionalmente. El estrés somatizado, a veces afecta en mayor o menor medida ciertas partes de cuerpo, y los efectos se hacen visibles puesto que ya ha habido un perjuicio en el sistema inmune. En uno de estos casos, el estrés puede afectar a los folículos capilares, lo que provoca la caída del cabello. En este artículo, Jolly te da algunos consejos para evitar el estrés y disminuir sus efectos ante el crecimiento del cabello. Pon atención, te presentamos los factores desencadenantes de la caída de cabello y consejos para minimizarlos.

Debes entender en qué medida el estrés se relaciona con la pérdida de cabello. Hay distintos tipos de estrés que pueden afectar: Efluvio Telógeno (cuando los folículos capilares se encuentran en descanso y detienen el crecimiento del cabello. El cabello que no crece, cae tiempo después), alopecia areata (cuando el sistema inmune activa los folículos capilares produciendo la caída del cabello), tricotilomanía (es el impulso de jalarse el cabello de forma compulsiva, sea por estrés, ansiedad, depresión, etc.)

Es importante obtener un diagnóstico de tu médico para saber a qué se debe la pérdida de cabello. A veces la caída es una consecuencia del estrés y es probable que sea ocasionada por otras razones como enfermedades autoinmunes o hipotiroidismo. Una vez hecho el diagnóstico sabrás qué tratamiento aplicar. Recuerda que el cabello crece una vez que el cuerpo se deshace de aquello que le produce estrés.

Nuestros consejos:

  • Reduce el estrés emocional y físico: Duerme suficiente (de 6 a 8 horas diarias), sigue un horario establecido, esto evitará irregularidades en tu estado de ánimo y en tu día a día.
  • Lleva una dieta balanceada, no baja en calorías, puesto que eso provoca estrés físico. Come alimentos que contengan grasas saludables (frutos secos), buena fuente de proteínas (carnes, pescados, lácteos), frutas y verduras. Evita alimentos procesados, azucarados y grasas saturadas. Consume vitaminas B, A, C, E y Zinc. Una alimentación balanceada y saludable estimula el crecimiento del cabello.
  • Haz ejercicio: Realiza el ejercicio que sea de tu agrado y te proporcione felicidad y bienestar. Incluye en tu rutina sesiones de yoga o meditación para mantener la calma emocional y evitar el estrés.
  • Visita a un terapeuta para hablar de aquello que te tiene estresado. También puedes hablar con un amigo, lo importante es sentirte escuchado. El compartir tus problemas te dará otra perspectiva sobre ellos.
  • Consume suficientes proteínas (carnes, lácteos, pescados) puesto que éstas estimulan el crecimiento del cabello. Si no consumes suficiente proteína, el cuerpo la llevará a donde más la necesita dejando al cabello como receptor de segundo plano.
  • Cuida tu cabello. Consigue un shampoo y un acondicionador adecuado para tu tipo de cabello, es mejor si no contienen químicos y son más bien orgánicos. Hidrátalo, realízate tratamientos capilares.

Recuerda que el cuerpo sana por sí mismo, solo debes darle tiempo y ser paciente, el cuerpo es siempre sabio. También, sé consciente de que el cabello crece. Aplica los consejos de Jolly, serénate y sánate, piensa en que lo harás y tu cuerpo te hará caso.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.