El divorcio y los hijos: cómo desvincularlos de este proceso - Jolly
16283
post-template-default,single,single-post,postid-16283,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

El divorcio y los hijos: cómo desvincularlos de este proceso

El divorcio y los hijos: cómo desvincularlos de este proceso

25 May El divorcio y los hijos: cómo desvincularlos de este proceso

Todo proceso de el divorcio tiene repercusiones sobre los niños implicados; muchas veces su reacción inicial es de conmoción, tristeza, frustración, enfado o preocupación.

 

Evita involucrar a tus hijos en este proceso, para ello debes mantener los conflictos, riñas y discusiones acaloradas, así como los comentarios sobre los aspectos legales del divorcio al margen de los hijos.

 

Reduce al mínimo la alteración de las rutinas cotidianas del niño.

 

Restringe la negatividad contra el otro, así como el resentimiento y la tendencia a echarle la culpa, a las sesiones de terapia y las conversaciones con amigos que se mantengan fuera de casa.

 

Asegúrate de que ambos padres siguen implicados en la vida del niño.

 

La mayoría de adultos que atraviesan un proceso de separación y divorcio necesitan apoyo, de amigos, profesionales. No busque apoyo en su hijo, incluso aunque parezca estar dispuesto a ofrecérselo.

 

Recuerda que, aunque están separados la pareja jamás dejará de ser padres para sus hijos. No se puede olvidar que los niños tienen derechos y necesidades básicas como la alimentación, el alojamiento, el cuidado de su salud, la educación y el vestir. Cumplir con las necesidades básicas de manutención para los niños es fundamental para su desarrollo.

 

Por otra parte, los niños sólo se sentirán seguros si existe un clima de confianza, respeto y afecto entre sus padres. Considerando estos los padres deberán ofrecer una educación basada en valores como el optimismo, la responsabilidad y la familia, brindando a sus hijos una convivencia civilizada, integradora y social. Al mismo tiempo, los padres separados, cada uno desde su sitio, deben seguir observando el comportamiento de sus hijos y facilitarles su compañía, no solo durante las visitas establecidas.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.