Lo bueno y lo malo de trabajar desde casa - Jolly
16450
post-template-default,single,single-post,postid-16450,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Lo bueno y lo malo de trabajar desde casa

Lo bueno y lo malo de trabajar desde casa - Jolly

05 Oct Lo bueno y lo malo de trabajar desde casa

Lo Bueno Y Lo Malo De Trabajar Desde Casa | Jolly

El trabajar desde casa puede implicar una remuneración o, por el contrario, ninguna. Para algunos, en el caso de las mujeres, suele ser por la crianza.

El Trabajo desde casa tiene 2 puntos de vista

El trabajo desde casa puede implicar una remuneración o, por el contrario, ninguna. Para algunos, es una opción que están considerando en base a algunos factores en su vida, en el caso de las mujeres, generalmente suele ser por la crianza de los hijos pequeños.

Lo importante para quienes tomen esta decisión, es mantener una planificación y organización adecuada para realizar bien su labor ya que, aunque no lo parezca, este tipo de trabajos tienen sus complicaciones.

Primero conozcamos las ventajas. El trabajo desde casa es flexible, puedes decidir qué hacer, cuándo, cómo y en qué orden. Si lo necesitas, puedes tomar descansos, ir a citas médicas, atender los asuntos familiares, programar tus vacaciones cuando lo desees y establecer tus horarios de trabajo. El poder de autonomía te brinda una enorme satisfacción y disminuye el nivel de estrés.

Las desventajas. La mayoría de personas están conscientes de esta flexibilidad en tus tareas, por lo que tu jefe no entenderá que tengan un horario predefinido por ti y las tareas de la casa pueden anteponerse a cualquier hora ya que “no te moverás de la casa”. Y si tienes hijos, tienes una idea de lo demandante que puede volverse el trabajo de madre si estás en casa las 24 horas.

Existe un hilo muy delgado para desconectarte entre: tu, la trabajadora y tu, quien tiene una vida personal. Cuando trabajamos en oficinas, tu subconsciente está acostumbrado a que en el momento que sales del trabajo, ya puedes olvidarte de toda esa faceta de tu vida, hasta el día siguiente, en el que empiezas tus tareas laborales. Sabes que la casa, es el sitio de descanso, donde compartes con tu familia o dedicas tiempo para tus quehaceres.

Si trabajas en casa tu vida personal y laboral se desarrollan en un mismo sitio y tu mente se desconecta con mayor dificultad. Debes crear circunstancias que generen esa separación en tu vida para que logres un orden, mismo que ayudará a tu salud mental. Parte de este quiebre, debe ser el espacio en tu casa que destines, exclusivamente, al “sitio de trabajo”.

Como puedes ver, esta complicación puede llegar a ser común, así que, si tus dos aspectos de vida se anteponen entre sí durante el día, posiblemente te toque trabajar en las noches o fines de semana, desordenando así tus días.

Aunque no debes desanimarte, otro aspecto positivo es el hecho de que ahorras dinero, no necesitas movilizarte, ni comer afuera, ni pensar con qué ropa debes vestir cada día; aunque esto no significa que descuides tu apariencia.

Las recomendaciones que debes tener en cuenta si decides trabajar en casa son: tener disciplina, buscar modos para automotivarte, ser autosuficiente en tus tareas debido a que no tienes compañeros que te ayuden, tener paciencia si tu jefe te interrumpe a cualquier hora, y aprender a estar solo en casa, sin gente que acompañe tu día. Al final del día, el trabajo, desde cualquier sitio de desempeño, sigue siendo valioso, importante y demandante.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.