Los celos del hermano mayor con el más pequeño - Jolly
Es importante que los padres sean conscientes de que los celos de su hijo hacia sus hermanos son normales, especialmente del hijo mayor al menor.
16329
post-template-default,single,single-post,postid-16329,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Los celos del hermano mayor con el más pequeño: Cómo evitarlo

Los celos del hermano mayor con el más pequeño: Cómo evitarlo

19 Jul Los celos del hermano mayor con el más pequeño: Cómo evitarlo

Los celos del hermano mayor. Es importante que los padres sean conscientes de que los celos de uno de sus hijos hacia sus hermanos son normales, especialmente del hijo mayor al menor. Depende de la intervención de los padres el convertir estos sentimientos negativos en una simple fase de la infancia, de no tomar acciones existe la posibilidad de que sea una experiencia que marque la personalidad del niño durante toda su vida.

Desde el inicio del embarazo, se debe informar al niño, con mucho cariño y claridad, que tendrá un hermanito que está por llegar; al cual debe cuidar y querer mucho ya que el pequeño también lo querrá. Los padres deben incluir a su hijo durante el proceso de gestación, pidiendo su opinión sobre qué juguetes comprar para el hermanito menor, cómo decorar la habitación, qué ropa cree que le quedaría bien, etc. Incluso a partir del segundo trimestre, se le puede incentivar a qué le hablé por medio del ombligo de la madre, así se creará el primer vínculo de comunicación entre ellos.

Cuando llegue el momento del parto, hay que explicarle al niño el motivo de la ausencia de los padres y estar siempre pendientes de él. El niño debe quedarse en casa a cargo de la persona en quien confiemos su cuidado, al momento de ir al hospital es importante mantener el contacto con llamadas, preguntándole por sus actividades e indicándole que podrá ir a visitar a su madre y nuevo hermanito cuando sea posible.

El momento en el que vuelvan a casa es crucial, los padres deben demostrar alegría de estar al fin reunidos todos en el hogar, hay que mantener el interés en preguntar al niño por cómo han sido sus días durante el tiempo que se ausentaron e indicar a las visitas que deben demostrar el mismo interés por el hijo mayor, como por el recién nacido.

En el día a día el niño debe ser parte de la rutina del bebé, de las horas de juego, de comer, de cambio de pañal y en todos los cuidados que sean posibles el compartir. También se debe mantener y respetar los momentos que se destinaban anteriormente al primer hijo, como son: la hora del juego, el permitirle acurrucarse en los brazos, las palabras de cariño y los tiempos de comer.

El trabajo en equipo es la clave para tener una familia unida y feliz.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.