¿Mi hijo me quiere menos porque no es cariñoso? | Jolly
16489
post-template-default,single,single-post,postid-16489,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¿Mi hijo me quiere menos porque no es cariñoso?

¿Mi hijo me quiere menos porque no es cariñoso? | Jolly

01 Dic ¿Mi hijo me quiere menos porque no es cariñoso?

Quizás se deba a una etapa o a su personalidad

La personalidad de cada individuo depende de 2 factores psicológicos, el temperamento y el carácter, es decir, que parte de nuestra personalidad la hemos ganado por herencia y la otra parte por las circunstancias que hemos pasado a lo largo de nuestra vida.

Para determinar por qué un niño es más cariñoso o menos cariñoso que otros, hay que tener presente que su personalidad puede ser la de un niño no tan expresivo emocionalmente o tratarse de un desarrollo emocional en el cual no se ha inculcado la expresión de gestos cariñosos. Esto significa que para lograr que tu hijo tenga detalles cariñosos hacia ti, tú también debes demostrarle lo mismo. Se ha demostrado que los niños absorben gran parte de su aprendizaje emocional del medio social en el cual crecen, si tú no te comportas cariñosamente con tus hijos, dándoles un abrazo, unas palabras de afecto o cualquier otro gesto físico de cariño, ellos tampoco lo harán.

Esto no significa que lo agobies con muchos besos y abrazos o mimos excesivos, encuentra los momentos apropiados en los que estas expresiones sean naturales, para que los niños sientan que no es un acto de presión para recibir cariño de su parte, sino una auténtica forma de decirles lo mucho que los queremos. Si se sienten forzados en algún punto, sabrán que los afectos pueden ser un objeto de chantaje “si no beso a mis padres, los castigo por no haberme dado lo que yo pedí”, también pueden fastidiarse y, por el contrario, mostrar una actitud de rechazo.

Ten siempre en mente que por el hecho de que no te abrace o te mime tanto, no significa que te quieren menos, quizás ha llegado la época en la que están encontrando su independencia e individualidad, generalmente ocurre a partir de los 3 años y se acentúa a partir de los 6 años en la que por evolución empieza a establecer sus propios límites, como: piden más independencia que sus hermanos menores, los amigos del colegio son más importantes que los padres en términos sociales, por lo que la vergüenza es un factor importante que caracteriza su actitud ante los demás. De repente, un gesto de cariño de los padres es un momento vergonzoso para los niños y/o adolescentes.

Si esto ocurre, respeta la forma en la cual se expresa o deja de hacerlo, esta época pasará en algún momento, lo importante es disfrutar de su expresión de cariño y de la tuya, mientras son pequeños y necesitan de ti. No le chantajees con quitarle o negarle algo cuando no quiera expresar su cariño hacia sus padres, el efecto es contraproducente.

Y busca nuevas formas de expresarte y conocer sus señales de cariño, una palmada, arrimarse cuando están cansados, una palabra, pueden ser gestos genuinos y grandes de amor entre padres e hijos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.